Rescatan a un inmigrante escondido en un tubo

Puerto de Melilla, miércoles. El tubo tiene 15 metros de largo y tan solo 40 centímetros de ancho. Los agentes sospechan que en su interior puede haber una persona escondida. Es entonces cuando entra en escena él. Se llama Tango, es un veterano perro que lleva 8 años realizando rescates de este tipo. Introducen a Tango en el tubo para comprobar si había alguien. La respuesta es afirmativa. Inician el rescate tirando de una cuerda. La dificultad es extrema debido a la estrechez y a la oxidación del tubo. Hora y media después, lo consiguen. El inmigrante sale completamente rígido y con problemas para respirar. Necesitó asistencia sanitaria. También uno de los bomberos que ha sufrido un corte en la cabeza.

  • 01:02
  • 19.05.2017

Lo más visto

Últimos vídeos